Cualquier obra de arte necesita tiempo para ser asimilada,entendida y finalmente valorada por lo que realmente es y no por lo que parece a primera vista. Es por eso, que la mayoría de reseñas hechas de forma prematura, con el paso del tiempo, pueden sonarle a chino hasta al que las escribió. Todos hemos  acabado alguna vez adorando a un disco que hemos odiado nada mas escuchar y viceversa. Por lo tanto, opino, es un buen momento para esta crítica, ya que no habría sido justohttps://buengustoydecencia.files.wordpress.com/2011/09/michael2bmonroe2bband2bsensory2boverdrive2bcover.jpeg?w=300 juzgar este lanzamiento en el momento en el que se publicó, ya que gana calidad con las escuchas.

Michael Monroe, famoso por ser el líder de Hanoi Rocks, es uno de los músicos que mejor me cae encima de un escenario, sólo necesita de el mismo para dar un espectáculo de calidad y tanto su imagen como sus discos siempre desprenden ese aire auténtico y callejero, tan difícil de encontrar en la música actual, no porque no haya buenos artistas, que los hay, sino porque simplemente no van en esa dirección y los que lo intentan, acaban en parodia.

Destacar el grupazo del que se rodeó el cantante para grabar: Ginger a la cabeza (The wildhearts) quien ha tenido bastante relevancia a la hora de componer, además de Steve Conte (New York Dolls), Karl Rosqvist (The Chelsea Smiles) y Sam Yaffa (Hanoi Rocks y New York Dolls)

Por supuesto aquí no hay ningún tipo de innovación ni nada parecido, de hecho es difícil ver alguna canción que se escape de la estructura típica que suele haber en este estilo, temas que además aúnan todo lo que se necesita en el genero: estribillos que se quedan clavados en la sien, monumentales riffs con mucha esencia punk, solos simples pero revienta-craneos, increíble actitud y todas esas cosas que se suelen decir cuando uno habla de BUEN ROCK N’ ROLL como si formara parte de la redacción de la revista Kerrang. Y es que con trabajos como este, es imposible hacer una crítica sin decir ni un topicazo, porque es un topicazo en sí.

Las dos características  principales de los treinta fiesteros minutos que ocupa ”Sensory Overdrive” son la suciedad y el romanticismo. Se trata de un trabajo bastante homogéneo, directo, sin relleno, que no aburre en absoluto, sabiendo alternar canciones de corte agresivo como ”Trick Of The Wrist”, ”’78”, ”Center Of Your Heart” y Bombs Away con otras de tempo mas lento como ”All You Need”, ”Gone, Baby Gone” o ”Superpowered Powerfly” sin que eso sea motivo de bajón. Está todo perfectamente equilibrado y es perfecto para el directo.

¿Que saco en conclusión? Que aunque hay una buena escena sobre todo en Escandinavia en cuanto a Hard Rock se refiere, a falta de Backyard Babies, ningún nuevo grupo del género puede mirar todavía frente a frente a este Michael Monroe que está que se sale, y encima con Dregen (Backyard Babies, The Helllacopters) como sustituto de Ginger para la gira…

Un ejemplo:

9/10

Anuncios