No es nuevo, ya lo sabemos. Nuestros colegas del Vaticano llevan bastantes siglos en la brecha y no precisamente por sus buenas mañas. Ratzinger no viene solo a propagar los estupendos valores de su Iglesia. Sino que también viene a putear a gran parte de los españoles. Cosa que ya me suena de nuestro amigo Rajoy. ¿Será que el dogma de la Santísima Trinidad ahora incluye como novedad a todos los militantes del PP? Porque a mi me transmiten lo mismo todos.

Anuncios