Aunque soy muy consciente de la fama que han cogido Avenged Sevenfold en estos últimos años, después de verlos en 2008 en su primera visita a España en la que tocaron una escasa hora, llevaban un sucio telón y eramos pocos fans, me impresionó ver la larga cola que rodeaba al Palacio Vistalegre ,la mayoría formada por un público muy joven . ¡Incluso había quien había estado acampando desde hacía casi una semana! Al ver el lío de colas que había,  yo inteligentemente me puse en la correcta y al final acabó detrás de mi muchísima gente que llevaba desde hacía mucho mas que yo esperando… pero el punto álgido de la espera fue cuando unos abuelos me preguntaron si se podía entrar gratis y la posterior tristeza al escuchar que no.

Con respecto a los de seguridad es la segunda vez que voy a este recinto y la segunda vez que me tratan como a una cabra/burro/ternero. Yo comprendo que es difícil organizar a una masa de adolescentes, fanáticos y borrachos, pero ¡tiene que haber alguna otra manera! El problema es que a veces pienso que no… de hecho yo también me sentí con un poco de complejo de pastor cuando un muchacho después de meterse en una fuente, se sacudió como un maldito chucho en mi cara.

Se abrían las puertas a las 20:30 y no fue suficiente tiempo para que la grandísima cola entrara a tiempo para ver a los españoles Vita Imana, así que no puedo decir mucho, ya que vi, creo, tres canciones. Escuché algún que otro buen breakdown y tal, pero el sonido era malísimo y no les pude valorar bien. Estéticamente no me gustaron en absoluto y ese wall of death que provocaron justo cuando llegué, fue un poco precipitado para mi, así de sopetón, quita, quita. Por cierto, muy feo que no les dejaran tocar mas de media hora, y mas después de que se cayeran Sevendust del cartel.

Cogí buen sitio escurriéndome, cuarta fila (o por ahí) a la izquierda. Los americanos se hacían esperar y se retrasaron unos minutos, muy poco, incluso lo considero puntual. Hay una gran diferencia entre saber hacerse esperar y ser ya un pesado como Axl Rose. El calor era realmente insoportable, hasta que sonaron las primeras notas del intro de ”Nightmare” tema que aunque en estudio no es de mis favoritos es perfecto para abrir un concierto. El set list estuvo repartido entre su disco homónimo (2007) y su último trabajo ”Nightmare” (2010). El orden de las canciones fue correcto, ya que no hubo ningún momento de bajón.  Con temas como ”Critical Acclaim”, ”Welcome to the family”, ”Afterlife” y ”Buried Alive” empezábamos el concierto y no hubo queja por mi parte. El sonido era bueno a ratos, pero mucho mejor que cuando vi a Guns n’ Roses en ese mismo recinto, que llego a ser muy malo en algunos momentos. Me da por pensar que la acústica en este lugar es mas bien mala. Pero yo soy de los que va mas a verlos que a escucharlos.

Como sonaría el nuevo batería era una de las incógnitas del show. No he visto a A7X con Portonoy en directo pero pienso que el nuevo muchacho, Arin Illejay tiene mucho mas que ver con los californianos. En cuanto a técnica va sobrado y en estética y edad va bastante acorde con ellos, incluso se da un aire a The Rev en cuanto a lo escuálido (Por lo visto ya es seguro que se va a quedar). Resaltar el nivel de M. Shadows en directo y la facilidad para conectar con el público, demostrando que posee ese magnetismo imprescindible en los grandes cantantes.

En cuanto al escenario, los he visto mas espectaculares, pero no esta mal esa especie de cementerio en llamas. El concierto avanzaba, había buen ambiente y el calor estaba un poco olvidado por el éxtasis del que era esclavo. Un momento realmente bonito se dio en ”So Far Away” canción en la que Shadows se colgó una bandera proviniente del público, con la imagen ”The Rev” en el pie de micro. Seguían con ”God Hates Us”  canción hecha para el directo en la que  público enloqueció claramente pero no mas que en ”A little Peace of Heaven” canción con la que protagonizaron el mejor momento del concierto, aunque me molestan bastante los coros pregrabados de Sullivan (Aunque sería un papelón no ponerlos) y la música también pregrabada, pero supongo que sería imposible escuchar esta gran obra sin el playback. Espero que algún día lleven a una orquestilla o algo. En fin, este es el handicap de hacer una super obra con miles de instrumentos, que después en directo queda muy artificial.

¡La prueba!

Era momento para ”Bat Country” su única mención a su magnifico ”City of Evil” (2005). Una pena que no metan mas de este trabajo en sus shows. ”Beast and the Harlot” y  ”Seize the day” son temas que A7X no se pueden permitir no tocar, ¡son sus clásicos!. Después de esto se iban y volvían con los bises de la mano de ”Unholly Confessions” su también única mención a ”Waking the Fallen”(2003) en la que a la mitad tocaron el riff  de su demo ”Crossroads’‘. Para terminar, era el momento de ”Save Me” una de las que menos me gusta del último lp, demasiado épica para mi, pero aún así fue de las que mejor sonó y la disfruté bastante. Se despidieron con cariño y acabé haciéndome con el set list original gracias al  pipa del grupo, así que estupendo.

En resumen fue un show de mucha calidad y muy bien ejecutado, solo les achaco lo corto que suelen hacer los conciertos, y aunque yo saliera mas que satisfecho, tienen buenos temas para dar y regalar y en comparación a las casi tres horas que suelen ofrecer las bandas grandes, 1 hora y poco mas de media, no es suficiente para competir por ser el mas grande, espero que se lo replanteen.

9/10

Anuncios