Hace poco, una noticia alarmó a la población mundial, bueno más bien a la población occidental, pues los otros tienen tantos problemas que no pueden prestar atención a menudencias. En esta ocasión, la noticia se basaba en que comer pepinos causaba la muerte, pero bueno, no era tan grave, si y sólo si comías pepinos sin cocinar, total… ¿Quien no ha comido un pepino cocinado? Siendo todo vida y alimento,  manteniendo sus propiedades refrescantes como el que más…

Pero por si no fuera poco, la alarma se extendió a tomates, lechugas y finalmente le dieron el golpe de gracia a los germinados, bueno mejor dicho, a unas inocentes semillas aletargadas que desde el origen de los tiempos fueron el primer alimento humano.

Y para aquellos contrariados cristianos que lamenten profundamente que su creador solo les diera de comer hierba, que se pasen por su querida biblia y lean los primeros capítulos del génesis.

Génesis 1:29 “Y dijo Dios: He aquí que os he dado toda planta que da semilla, que está sobre toda la tierra, y todo árbol en que hay fruto y que da semilla; os serán para comer.”

Tristemente, en esta sociedad degenerada a nadie le interesa el por qué esas “malditas” (Y por qué no “perversas” y ya sea de paso “malvadas” y “desalmadas”…) semillas como dirían algunos, están contaminadas produciendo la muerte a inocentes personas, o quizás, no tanto…

No cocinemos los alimentos antes de tiempo, no nos vacunemos para evitar la enfermedad, recapacitemos, vayamos al grano, sí sí, al grano germinado:

¿Por qué esas semillas están contaminadas? Ahhh… Quizás esto no le interese a nadie. ¿No será esto como cuando la enfermedad de las vacas locas? La mayoría de las personas no saben que aquello fue causado por dar de comer a animales hervívoros, el pienso triturado de otros animales, sí, una especie de canibalismo,  una aberración en toda regla quebrantando las leyes de la naturaleza.

Pues bien, les pese a las indústrias cárnicas y a su suculento negocio, les pese a las farmacéuticas y a su suculento negocio de la enfermedad,  la contaminación es producida por una supuesta mutación de una bacteria asidua a los intestinos animales y que cumple una función beneficiosa como es su labor.

Esto deja a la luz algunas preguntas:

– ¿Por qué esa bacteria ha mutado? Mmm, tal vez… ¿Por atiborrar a antibioticos a los indefensos animales para poder explotarlos mejor?

– ¿Qué hacía esa bacteria en unas semillas? Esta pregunta es más difícil, a mi no se me ocurre… ¿Quizás para echarle mierda a las verduras?

– ¿Por qué si muere más gente de esa enfermedad comiendo hamburguesas, esto no causa alarma y se dejan de consumir hamburguesas?

Las conclusiónes son nefastas para la salud  y expléndidas para la medicina moderna. Por un lado se consigue que las personas dejen de comer ensaladas y alimentos crudos en general, alimentos con sus propiedades en su máximo grado, al menos lo que permita los pesticidas y productos químicos, matando de raíz la única fuente alternativa de curación y depuración de un organismo cada vez más maltrecho, en beneficio claro está, de los fármacos, esas pastillas milagrosas que lo arreglan todo… Esas inyecciones que te previenen de todo mal.

Por el otro, la propagación de una mentira al más puro estilo propagandístico de la era nazi, es decir, fundamentada en el miedo, cuantiosos son los comentarios que he leído de gente alertando de no comer alimentos crudos.

Por mi parte, yo iría directamente al origen del problema: Las indústrias cárnicas, pediría a la gente que se informara de todo el proceso, de como para empezar, explotan a esos animales, no desde un sentido figurado sino un sentido físico, marcándolos, amputándoles partes de su cuerpo, hacinándolos en espacios tan reducidos que no pueden moverse, haciendoles vivir encima de sus heces, arrebatándoles sus hijos, para finalmente matarlos de una muerte lenta, desangrándose vivos a veces, despellejándolos vivos otras.

Esa es una realidad que el ser humano, tan superior, tan noble, tan considerado y respetuoso no quiere ver. Así mismo, también diría a la gente que se informara de que ocurre con los desechos de esos animales, de la contaminación que supone, de las graves consecuencias como es el caso de la contaminación de semillas, y en otros, la contaminación de afluentes, ríos, mares, contribución al efecto invernadero, deforestación para dar alimento a esos animales, tema importante pues con el alimento gastado en animales se podría dar de comer a muchas más personas.

INFORMAROS, la verdad está ahí fuera.

Anuncios