Alfa y Omega

3 entidades convergen en el lecho cósmico, se compadecen entre sí y mediante una orgía creacional, dan vida a esbirros pseudoceluloides carentes de estudios aplicados.
Se revuelven en viscosos líquidos oníricos, laboran el arte de hacer lo que se les antoja impregnándolo en combustiones fílmicas.

Dan vuelcos en las mareas medeoterranaes y encallan en páramos sin puerto.
Autoconvicciones colectivas, plasmainfusionadas en una ebullición metamental.
Sin fin, sin vía a seguir, caminantes sin caminos, no dejan huellas al andar.
Tras de sí, ecos vacíos.

En proa, ctrl c ctrl v
Oh! el ocaso de las mentes que no creen en un mundo físico sostenible.
Oh! Marineros de agua dulce enfrentando krakens despiadados.
Recorrimos las viles vías del metal.

Anduvimos por las lápidas penetradas por postes con chapas, en sí escritos los nombres de gente que dejó su ego en alta estima.
No nos interesa el triunfo ni la gloria eterna como a ellos.
No hay pretenciones, ni la búsqueda de una absolución al poder destructivo del señorito que nos inca el diente y nos dicta, haz de despertar interés en los demás.
Entes volátiles, de frágil existir.
Comenzamos un final, finalizando el principio…

Anuncios