Desde las lejanas y extintas tierras de MU, donde mujeres y hombres de gran sabiduría hubo, nos llegan señales de humo.

Grandes señales blancogrisaseas muy espesas, que a primera vista solo muestran informes agrupaciones de humo, mas si centramos la visión del tercer ojo y meditamos la codificación encriptada en complicados sistemas arcanos, solo entonces podremos captar el mensaje…

 

 

No se trata de un mensaje de salvación, ni de redención. Tampoco nos dará la clave para solucionar ningún problema, y es más! Puede, nos complique la existencia.

Trascendiendo toda cultura, credo e ideología, tan singular misiva calara profundo en las raíces de nuestro ser.

Activara los sensores de amor, dispersara los electrones, y amplificara los protones.
Los decibelios de conexión arderán en ascuas y de ellos renacerá el fénix tiñendo los nuevos prados elíseos, surgidos de las cenizas.
El uroboros cósmico hará coro de su avenencia, cerrando la etapa de oscuridad y abriendo la nueva era de la conciencia multiversada.

Anuncios