Me presento, más no exhalo ningún dato de mi identidad sistemática. Soy uno, todos y no soy nadie.

Venimos a dar el mensaje que todos hemos de recibir y a su vez propagar.

Podría seguir sumergido en nuestra realidad evasiva de toda razón, aunque eso supondría continuar esclavo de un cerebro reptil, que solo pretende hacernos pensar en el carpe diem cual mozalbete inmaduro.

Me presento a mí y les presento a sus súper-yo

viajantes de las dimensiones de nuestro espacio-tiempo, que están conmigo continuamente.

Ustedes se hicieron llegar el mensaje, no soy yo el que lo transmite siquiera.

Soy una ilusión virtual, creada por vos

y por yo.

Me presento y así satisfago mi ultra-ego, sediento de sangre  efervescente anti-ansiolítica.

Nos presentamos y unimos las fuerzas, nos declaramos herman@s, hij@s de la creación y comenzamos a respetarla.

Luchamos nuestra falta de auto-control, somet

emos al espíritu consumista babilónico, tomamos una perspectiva superior, y analizamos nuestra posición en el presente.

Nos presento y ofrezco dejar de mirar el árbol para descubrir el bosque.

Podría seguir escribiendo, y continuar con mi verborrea durante mil líneas.

Acá se acaba todo y comienza otra vez.

Anuncios